Tag

Gobierno vasco
Conciliación-laboral

Yo concilio, tú concilias, todos ganamos. La experiencia de i3s

La verdadera grandeza de la vida es llegar a ser dueño de uno mismo”

Daniel Defoe, ‘Robinson Crusoe’.

Hay experiencias de empresa que merecen ser contadas a los cuatro vientos. También en los medios de comunicación. Participamos el pasado 12 de octubre en un programa de la cadena SER Euskadi que trató el tema de la conciliación.

María José Villena, directora de Recursos Humanos, y los empleados Xabier Uriagereka y Joel Prada contaron en antena cómo i3s se organiza para favorecer el equilibrio entre trabajo y vida personal, dos parcelas muchas veces contrapuestas y difíciles de conjugar.

La flexibilidad ha formado parte siempre de nuestra empresa, pero también en este campo hemos avanzado. De hecho, nos adherimos a la iniciativa Concilia Plus del Gobierno Vasco promovida por el Departamento de Empleo y Políticas Sociales para situar nuestra apuesta por la conciliación en un marco institucional.

Se cumple un año desde que pusimos en marcha medidas concretas del Plan. Es momento, por tanto, de hacer balance, medir resultados y analizar en profundidad.

A falta de hacer el estudio pormenorizado, sí vemos que la experiencia ha sido altamente positiva.

La oficialización de medidas ha provocado que todos los trabajadores sepan que existe la posibilidad de conciliar. De otro lado, la oferta de conciliación ha traído consigo dos efectos inmediatos: aumenta la motivación de las personas y del equipo, y mejora el clima de trabajo. Casi nada.

Hay otro aspecto positivo comentado en la entrevista de radio por Villena. Favorecer la conciliación ayuda a que el trabajador se sienta más cómodo, se comprometa más y permanezca en la empresa. Algo que en tiempos de tanta movilidad, en los que es complicado retener el talento, tiene vital importancia.

¿De qué medidas estamos hablando?

Aunque la conciliación se vincula demasiado a la maternidad porque la reducción de la natalidad en los países avanzados, en nuestro entorno, es alarmante y está ya provocando consecuencias negativas en la pirámide de población, lo cierto es que va mucho más allá.

La realidad es que las familias numerosas han pasado a la Historia. Las parejas hoy tienen menos de dos hijos de media precisamente por la dificultad de compaginar trabajo e hijos.

En i3s, hay mayoría de mujeres en el Comité de Dirección y son la mitad de la plantilla y eso hace que nuestra empresa haya sido siempre sensible a este asunto.

Pero la reducción de jornada, que está regulada por ley, es una cosa y otra la conciliación entendida en términos más amplios.

Somos 60 empleados entre la delegación de Bilbao, la más numerosa, y la de Madrid. Y la conciliación es una opción abierta a todos. De hecho, solo el 25% de los empleados de i3s tiene hijos y la mitad de las personas de nuestra empresa que concilia son hombres.

De las medidas que estamos aplicando, las más llamativas son el teletrabajo y el horario flexible. Es decir, la posibilidad de trabajar fuera de la oficina desde casa u otro lugar y la opción de adecuar el horario a tus necesidades personales. Y son dos medidas que están funcionando bien. No se trata de implantar una especie de ‘barra libre’ sino de establecer un equilibrio natural basado en la corresponsabilidad y la confianza mutua entre empresa y trabajadores.

Lógicamente somos una empresa y tenemos que cumplir objetivos y hacer bien nuestro trabajo pero hemos comprobado que la motivación, el compromiso y el bienestar ayudan a hacer mejor las cosas y, en definitiva, mejoran la productividad.

La mayoría de proyectos se desarrollan en equipo y la disponibilidad de todos tiene que estar garantizada pero ¿por qué no facilitar a las personas que puedan optimizar su horario y dedicar tiempo a su familia, necesidades y aficiones si eso redunda en beneficio de todos, empresa y trabajadores?

Lo explicaron muy bien en la entrevista Xabier y Joel.

El primero, padre de una niña, vive fuera de Bilbao, en la costa, y se ha convertido en un habitual de las reuniones de padres de la Ikastola gracias a la flexibilidad y a su capacidad para planificarse el horario y cumplir sus obligaciones.

Joel, por su lado, viajará a Mallorca unas semanas para acompañar a su pareja que se traslada a Baleares por motivos de trabajo y ha acordado realizar, durante unas semanas, su trabajo desde allí.

Son dos ejemplos reales de cómo la conciliación no solo es posible sino que es positiva y recomendable. Lo decimos por experiencia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies